Piercing en el pezón

Aunque a simple vista no podamos notarlos los piercing en el pezón son comunes actualmente. No obstante se trata de una zona algo dolorosa. Pero si aun así, te gustan y quieres arriesgarte a esta moda, te contaremos algunos tips en este artículo.

 Historia del piercing en el pezón

Piercing en el pezón

Ya en la época de roma los centuriones que conformaban los guardias del César, lo usaban como signo de coraje y virilidad. También era usado como accesorios de sus vestuarios, los mismos lo ayudaban para soportar las capas que solían utilizar. Estas prácticas también la empleaban en la época Victoriana, la mayoría de las veces por las damas de la alta alcurnia.

Estas perforaciones han ganado mucho mercado en la actualidad. Lo que quiere decir que cada vez son más las personas que optan a usar esta moda. Es que hasta su uso es normal en el mundo de las celebridades, de la moda é inclusive hasta cantantes.

 Piercing en el pezón y la lactancia

Piercing en el pezón

Esto es una duda que muchas mujeres tienen si piensan realizarse una perforación en el pezón. Si la misma te afectara en tu proceso de lactancia. Pues según algunos especialistas han publicado que cuando te realizan una mala perforación ó tienes problemas de cicatrización. Se te pueden obstruir los conductos imposibilitando que puedas dar lactancia a tu bebé.

También se recomienda que la cicatriz esté completamente sana antes de empezar con el proceso de lactancia. Muchos perforadores se niegan a trabajar mujeres embarazadas ya que esto puede provocar un estrés que complique la gestación.

Para amamantar él bebe debes retirarte el piercing, ya que el mismo le puede impedir agarrar bien el pezón. Así como también náuseas y sorbidos.

Otra de las complicaciones es que el pequeño se atragante como consecuencia del piercing. Debido a que se desprenda, y se atore en la garganta. Esta prenda también le puede provocar serios daños al paladar, encías y lengua.

¿Por qué un piercing en el pezón?

Piercing en el pezón

Los pezones representan un área del cuerpo enormemente dolorosa. Por lo cual si te piensas hacer una perforación en ella debes tener muchos cuidados. Es muy diferente hacerte un tatuaje en el pezón que un piercing.

Estos piercing son muy populares tanto en mujeres como en hombres, los mismos son considerados como algo atractivo y sensual. Si eres mujer y en tus planes está tener un hijo, debes pensarlo antes de hacerte este tipo de piercing .Ya que ellos te causarán muchas contrariedades cuando tengas que amamantar a tu bebé.

También debes tomar en cuenta que un piercing en el pezón tardará mucho más tiempo para sanar. Esto debido a que los pezones se encuentran en un área del cuerpo que representan mucha fricción. Pero aun así, si estas decidido no dejes que nada te detenga.

 Recomendaciones antes de hacerte un piercing en el pezón

Piercing en el pezón

Considera estas recomendaciones y veras que tu piercing sanara rápidamente:

Si ya tomaste tu decisión en cuanto hacerte un piercing en esta área del cuerpo debes saber primeramente lo siguiente:

  • Antes de irte a realizar esté piercing en el pezón, toma en cuenta que es doloroso. Aunque a veces el dolor es más que todo en el momento de la perforación. No todas las personas son iguales y puede que no sea muy doloroso como que si lo sea. Algunas personas experimentan dolor en los días posteriores, esto debido a las inflamaciones.
  • Si este es el caso debes cuidar la higiene del área. Así como también puedes colocar en la zona afectada hielo, por un periodo de 15 minutos cada 3 horas aproximadamente.
  • Dependiendo de la forma de tu pezón será ó no complicada la perforación. Ya que algunos pezones son demasiados planos ó se encuentran pegados en la piel. Si presentas ese problema toma en cuenta la ayuda de un especialista. El mismo determinará si puedes realizarte esta perforación sin causarte algún daño.
  • Casi todo los piercing corre el riesgo que la perforación pueda ser rechazada por el cuerpo. Pero aun así si el piercing está bien agujereado,corre menos riesgos. Para esto debe ser bien profunda la excavación,y tener un tipo piel fuerte para que pueda sostener el piercing.
  • Las mujeres que quieren optar hacerse un piercing en el pezón, deben tomar en consideración el uso del sostén deportivo.

Pasos para colocarte un piercing en el pezón

Piercing en el pezón

A continuación algunos pasos a seguir cuando ya estés dispuesto a perforarte tu pezón:

  • Antes que nada debes buscar un centro especializado en piercing. Este es uno de los pasos primordiales. Trata de indagar con personas conocidas que les gusten los piercing para que te recomienden el mejor establecimiento. Allí deben de tener un catálogo de imágenes donde puedas constatar los trabajos realizados a otros clientes.
  • Una vez elegido el centro de perforación debes visitarlo con una cita previa. De esta manera puedes conocer primeramente el local para visualizar su limpieza, seguridad y profesionalismo. También puedes optar por preguntar, si pueden dejarte ver cuando realizan una perforación. Asegurándote si de verdad cumplen con los parámetros establecidos.
  • Debes evaluar cuales son los pro y contras al realizarte un piercing en el pezón. Teniendo la expectativa de que si el modelo que seleccionaste será el mismo que deseas tener en los próximos años. Así sabrás si te afectará de algún modo a lo largo de tu vida. Porque hacerte un piercing no es una decisión que puedes tomar a lo ligero.
  • Una de las ventajas de tener un piercing en el pezón, es que luce muy bien. Además aumenta la sensibilidad de tu pezón, ya que se encuentra estimulado con el mismo. El uso de este elemento puede convertir tu pezón pequeño en uno grande y así evitaras que este se transforme en plano.
    Como desventajas tenemos que son muy dolorosos y se tardan demasiado tiempo en cicatrizar. Necesitas hacer una rutina de limpieza diaria ya que puedes contraer una fuerte infección. Esto puede ser muy malo si algún día piensas dar lactancia a tu bebé.

 Decisiones que debes tomar si quieres un piercing en el pezón

Piercing en el pezón

Existen diversas medidas importantes antes de colocarte tú piercing. Por lo cual te presentamos algunas de ellas.

  • Debes decidir si te realizarás el piercing en los dos pezones. Esto te ayudará a incrementar el volumen de ambos de igual manera. Otros consideran que la sanación de los pezones cuando son perforados al mismo tiempo es más rápida. Adicionalmente te sale más económico que ir a citas por separados.
  • También debes decidir el tipo de aro que te colocaras. Entre los cuales están un anillo ó piercing barbell. Los más colocados son los anillos, aunque los recomendados para los deportistas son los tipos barbell. Esto debido a que corres menos riesgos de ser despegados.
  • El tipo de piercing también va a depender de la forma y el tamaño de tu pezón. Así que solo el especialista en el área te ayudará para que tomes la mejor decisión.
  • La dirección en el cual quieres colocarte el piercing, puede ser la que tú prefieras. Pero lo más común es que lo hagas de forma horizontal ó vertical.
  • Debes evitar el uso de diversos productos que te pueden ocasionar infecciones ó irritaciones en la herida.Entre ellos el alcohol que es un astringente muy fuerte para limpiar los pezones. Otro que debes evitar es el agua oxigenada y el yodo ya que impiden que el tejido cicatrice rápidamente.
  • Tampoco puedes usar cremas como la bacitracina o el neosporin, ellas solo humedecen el área y evitan la pronta cicatrización. Así como también no uses ni protectores solares, aceite de té, aceite de bebé, entre otros. Ya que todo esto te puede causar irritación.
  • El material recomendado es el acero inoxidable. Ya que existen muchas joyas que contienen níquel que pueden causarte una severa infección y reacción alérgica.

Cuidados del piercing de pezón

Toma en cuenta los siguientes cuidados que debes aplicar al hacerte un piercing.

  • La primera vez que laves tu piercing, debe ser por lo menos después de 5 horas de haberlo realizado. Retira la venda del pezón con mucha delicadeza. Toma tu mano en forma de copa por la parte baja del piercing. A continuación sumerge el mismo en agua por 5 minutos para que quites la sangre restante.
  • Si aun así tienes todavía restos de sangre en tu pezón procede a retirarla con un hisopo, cuidadosamente. Durante este primer aseo no uses ningún otro tipo de solución que no sea solamente agua.
  • Debes limpiar el piercing diariamente por lo menos las primeras 5 semanas. Después de realizado el primer lavado ya puedes comenzar el uso de alguna solución antibacterial para su limpieza. Trata de hacerlo durante tu baño diario.
  • Pasadas las 5 semanas debes disminuir tu rutina de limpieza entre 3 y 4 días durante los siguientes 6 meses. Es de suma importancia no limpiar demasiado el piercing ya que puede causarte irritación ó resequedad.
  • Usa solución salina para que sea más rápida la cicatrización. Sumerge tu piercing en esta solución dos o tres veces al día de esta forma ayudaras a su sanación.
  • Protege tu piercing mientras duermes, de esta forma evitaras que se te quede enganchado de tus sabanas ó ropas. Para las mujeres lo ideal es protegerlo con un sostén cómodo, mientras que los hombres pueden usar vendas. Las mismas solo la usarán para dormir de resto al aire libre para que la sanación sea más rápida.
  • En relación a los sostenes usados por la mujeres. Deben evitar que el mismo sea de encajes, ya que el piercing puede quedar enredado en el bordado. Preferiblemente úsalos de algodón y de tipo deportivo.

 Para tener en cuenta

Piercing en el pezón

Si tu decisión ya está tomada, es importante que consideres los siguientes aspectos:

  • Evita jugar o tocar demasiado tu piercing, ni en el proceso de cicatrización ni aun después. Ya que las bacterias que contienen tus manos pueden ocasionarte una infección en la herida. Y eso será lo último que quieres que ocurra. Si por algún motivo requieres tocar tu piercing debes lavar bien tus manos con agua y jabón antibacterial.
  • Si sientes síntomas como dolor intenso en el pezón, hinchazón, enrojecimiento o alguna secreción de sangre o pus. Puede ser muy probable que tu piercing se infecte por el resultado de una inadecuada higiene ó mala limpieza.
  • Aunque tu cicatrización por fuera de la piel dure menos de 4 semanas. Tu piel por dentro puede tardar hasta 1 año para sanar completamente.
  • Debes estar al pendiente que el experto que te realice la perforación este con ropa limpia y que no tenga ninguna herida en el cuerpo.
  • Si la herida de tu perforación contrae una infección, que no puedes hacer sanar en 48 horas. Debes consultar a tu médico de confianza inmediatamente.
  • Si decides hacerte este tipo de piercing busca la ayuda de un profesional. Por ningún motivo intentes hacértelo tú mismo y mucho menos hacérselo a un amigo.