Piercing en la nariz

Este tipo de perforaciones corporales, es realizado por muchas personas alrededor de mundo y en diversas culturas. Existen variedad de modelos y combinaciones que permiten jugar con esta modalidad de piercings. Por lo que en este artículo te proporcionamos una serie de recomendaciones e información. Que te ayudara a tomar la mejor decisión al colocarte un piercing en la nariz.

 La historia del piercing en la humanidad

piercing en la nariz

Se trata de quizás una de las practicas corporales más transcendental en las culturas antiguas. Los primeros registros de esta práctica se originan en el imperio Mongol, en donde las mujeres perforaban su nariz al casarse. En un principio, en esta cultura los piercing eran conocidos como “Naths”. Este consistía en un tallo muy fino que se incrustaba en la nariz, con pequeñas flores en su otro extremo. En algunos casos los “Naths” eran decorados con pequeñas cadenas y piedras preciosas.

Otras culturas del mundo como la tribu Potok practicaban esta técnica en sus cuerpos. En donde los guerreros perforan el tabique nasal con una rama afilada para demostrar su valor y fuerza.
De igual forma, en Nueva Guinea las mujeres perforaban con la espina de un pez las aletas nasales de la nariz. Esto marcaba el inicio de la edad adulta, pasando de la pubertad a la madurez, especialmente en la parte sexual.

Asimismo los indios Cashinawa se perforaban esta parte del cuerpo para insertarse plumas de diferentes colores. Una costumbre típica de esta tribu para indicar el rango y grado de madurez de los indios.
Esta costumbre ha perdurado en la actualidad, siendo una de las tradiciones culturales y religiosas adoptadas por la India. En donde las mujeres se perforan el lado izquierdo de la nariz a los cinco años, para colocarse el “Naths” conectado a una cadena. La cual, es un símbolo que es retirado por el novio al momento de casarse. Esto le da un significado al piercing en la nariz en la cultura india, que se relaciona con la fertilidad.

¿Qué es un piercing en la nariz?

Esta modalidad es una de las más habituales en la actualidad, que es usada por jóvenes en su mayoría. Su popularidad tiene que ver con la facilidad que tiene para adaptarse al estilo de cualquier persona. Gracias a la diversidad y variedad de complementos que se pueden elegir para los aretes en la nariz.
Generalmente, están elaborados con materiales de gran resistencia como acero inoxidable, acero quirúrgico, platino, titanio y oro. Este tipo de material es más factible para estas modificaciones corporales. Ya que evita problemas de infección y permite una cicatrización completa de la piel, por lo que brindan mayor seguridad.

 Tipos de piercings en la nariz

De acuerdo a la zona de la nariz en donde se coloque el piercing este recibe un nombre distinto el cual determina su posición.

Bridge

piercing en la nariz

Es aquel que se coloca en el área superior de la nariz, ubicado en la parte más delgada. Su nombre se debe, a que es un piercing en forma de barra, que se coloca horizontalmente como un puente. Es un tipo de piercing que depende de la fisionomía de la nariz de la persona.

Nostril

piercing en la nariz

Son aquellos que se encuentran colocados en la zona de la nariz, que presentan una forma similar a la de una aleta. Esta puede realizarse en la zona derecha o en la izquierda, dependiendo del gusto de cada persona. Es un aro conocido en la religión hindú, por ser un símbolo de fe a la diosa del matrimonio.

Nostril Alto

piercing en la nariz

Parecido al nostril convencional, pero con una ubicación diferente, posicionado más arriba por encima de la curvatura de la aleta nasal. También presenta una característica diferente y es que en este caso, no es posible colocar un pendiente en forma de aro.

Piercing Nasallang

Piercing Nasallang

Puede que muchas personas confundan este tipo de piercing con 2 perforaciones Nostril. Pero lo cierto es que se trata de 3 perforaciones en 1, que se realiza con una sola aguja. La cual en una sola inserción, atraviesa las 2 aletas nasales y pasa por el tabique nasal. De esta forma, se puede insertar una barra que pasa por los 3 agujeros y son unidos por una misma joya.

Séptum o Piercing de toro

piercing en la nariz

Consiste en un tipo de piercing que se coloca debajo del tabique nasal, atravesando la ternilla que hay en esta zona. Es un piercing que está muy de moda, que es usado por personas que quieren lucir una imagen original y rebelde.

¿Qué tipo de joya se puede colocar?

piercing en la nariz

Para cada tipo de piercing en la nariz existe un tipo de joya cuya forma se adapta de mejor manera a la zona.

  • Por ejemplo, para la aleta nasal el “nostril screw” se ajusta muy bien, tiene una forma de “L” o “J”.
    Pero si lo que buscas es un aro convencional en la nariz, muchas personas suelen escoger el piercing nostril.
  • Mientras que para los amantes del piercing séptum, lo más recomendable es un aro abierto o cerrado con barra clicker.
  • Por último, para el bridge se puede optar por una barra tipo “barbell” mini que es la elección más común.

Materiales y alternativas

Para evitar complicaciones y que el cuerpo rechace el pendiente, lo más recomendable es elegir pendientes que estén fabricados sin níquel. Los mejores materiales utilizados para la elaboración de piercings son, el titanio por su peso ligero y el acero quirúrgico que previene infecciones.

Por otra parte, existen alternativas como un pendiente retenedor pequeño que apenas se visualiza y no permite que el agujero se cierre. También hay otras opciones como un piercing falso, el cual puedes colocarte cuando quieras sin necesidad de una perforación. Este tipo de piercing en la nariz es abierto y lo puedes usar para probarlo, antes de hacerte uno verdadero.

 ¿Qué tan doloroso es un piercing en esta zona?

Para la mayoría de la gente no resulta una experiencia traumática ni dolorosa. Los que se realizan en las aletas nasales son los más rápidos y los más recomendables para los principiantes. La sensación que se produce durante la perforación, es un leve pellizco en la nariz, por lo que no es necesario anestesia.
El grado de dolor varía en cada persona, presentando distintos niveles de intensidad en la escala de dolor. Sin embargo, se puede decir que en una escala al 10, el dolor equivale a un 4, ubicándolo como un nivel de dolor tolerable.

Cabe resaltar, que se pueden sentir molestia por un tiempo hasta que la herida haya cicatrizado por completo. Por lo que es importante que trates de colocártelo en una zona lo más cómodo posible, sin que afecte tus movimientos corporales.

 Procedimientos para colocar el piercing en la nariz

piercing en la nariz

Para realizar este tipo de trabajo en tu nariz, lo mejor es buscar una persona profesional y experimentada. De esta manera, puedes seguir los consejos que te proporcione para relajarte y sentir esa seguridad de que todo saldrá bien. Para el procedimiento, lo mejor es hacerlo con una aguja hueca o un catéter, en vez de usar una pistola a presión. Ya que en muchos casos al usar la pistola, se pueden ocasionar infecciones y la herida tardara más en cicatrizar.

La técnica para colocar un piercing en la nariz se puede dividir en varios pasos, entre los cuales tenemos:

Escoger la aguja indicada

El modelo de la aguja varía en relación al tipo de piercing y la zona en donde realizaras la perforación. Para un Nostril una aguja de 1 mm, mientras que un bridge requiere una de 1,2 mm y el séptum una de 1,6 mm.

Higiene y limpieza

Antes de comenzar, es importante que utilices guantes quirúrgicos y desinfectar la zona. Para esto, puedes hacer uso de una gasa o un hisopo con alcohol para limpiar las zonas internas de la nariz.

Marca la zona

Con un marcador indeleble fija el punto exacto donde se realizara la perforación. Visualiza en un espejo, la zona que has marcado antes de comenzar a realizar el trabajo. Es recomendable estirar la piel, para asegurar que el área marcada no produzca molestias una vez colocado el piercing.

Perforación

En este paso debes utilizar pinzas circulares con anilladores, para sostener la zona de la nariz dejando a la vista las marcas realizadas. Luego con mucho cuidado, insertar la aguja hueca o el catéter en la marca realizada hasta que haya traspasado completamente. Para finalizar, coloca el piercing en la aguja y traspasa la zona hasta colocar el pendiente en su lugar correspondiente.

Riesgos comunes de las perforaciones para los piercings.

Durante la perforación se genera una herida abierta en la piel, quedando expuesta a infecciones. Es por esto, que existen una serie de riesgos potenciales al colocarse un piercing, entre los cuales tenemos.

Infección

Es uno de los riesgos más comunes en los piercing en la nariz, producido generalmente por bacterias. El cual consiste en un bulto de pus, muy parecido a un grano pequeño que produce hinchazón en el área afectada.

Queloides

Se trata de un problema que se genera por el exceso en la producción de linfa, sustancia encargada de formar las costras. Por lo que si notas el crecimiento progresivo de este tejido, puede que se trate de una cicatriz queloides. Otro síntoma a considerar, es que el tamaño del agujero inicial se torna más grande de lo normal.
En este caso, lo más aconsejable es consultar con un dermatólogo para aplicar el tratamiento correspondiente.

Tratamiento para curar un piercing en la nariz.

Se deben seguir una rutina de cuidados diarios, para evitar infecciones y poder cicatrizar la herida de forma más rápida. Por lo que es relevante seguir los siguientes tratamientos para garantizar la curación completa de un piercing en la nariz.

  • Realizar una limpieza diaria 3 veces al día con suero fisiológico o solución salina, durante la mañana, en la tarde y en la noche.
  • Lavar las manos con abundante agua y jabón antes de tocar el piercing.
  • Utiliza un hisopo con agua y jabón para aplicar sobre la parte exterior de la nariz. Posteriormente, con un algodón o gasa secar la zona con leves palmadas.

Debes tener presente que el periodo de cicatrización dura aproximadamente de 1 a 4 meses. El cual varía en función de la capacidad que tenga el organismo de cada persona para cicatrizar. Durante este tiempo es aconsejable evitar algunos hábitos, que ayudaran a que la herida cicatrice antes de lo esperado.

  • No utilices maquillaje o crema sobre el área de la nariz, hasta que esta no cicatrice por completo.
  • Evita mover o tocar la joya, ya que esto produce molestias en la herida y tarda más en curarse.
  • Es muy importante que durante los primeros meses no cambies el piercing en la nariz, debes esperar hasta que haya sanado la herida completamente.

Atrévete y colócate un piercing en la nariz

piercing en la nariz

En este mundo tan singular, de vez en cuando es bueno destacar. Por lo tanto, si lo tuyo es identificarte individualmente, atrévete y colócate un original piercing en la nariz.