Piercing en la oreja

Antes era un simple aro, hoy en la actualidad el piercing en la oreja es toda una moda. Que llevan consigo jóvenes, adultos, niños y hasta animales. De manera que ha evolucionado a pesar de estar posicionado en un lugar no tan amplio. Muchos, se las han ingeniado para llevar el piercing no solo en el lóbulo que es la parte carnosa de la oreja. Sino también en el cartílago, en el tragus, en el hélix y en otras zonas donde se pueda perforar.

Origen del piercing en la oreja

piercing en la oreja

El origen data de hace mucho tiempo, en diferentes culturas alrededor del mundo. No hay una fecha, ni lugar establecido en los que se sepa que se haya dado inicio. Sin embargo, en 1991 hubo un descubrimiento en suelo australiano. En los que se halló, al primer ser humano con un piercing en el lóbulo. Con un tiempo aproximado de 5000 años de antigüedad.

Por lo tanto, estas perforaciones vienen acompañando a la civilización desde hace mucho tiempo atrás. En las que, diferentes culturas han personificado a su manera los piercing en la oreja, como para rituales, magia, religiones, etc.

Hoy en día, el piercing en esta zona es muy común, todas las mujeres llevan como decoración alguna argolla en su oreja. Cabe destacar, que en civilizaciones pasadas y algunas pocas contemporáneas. Estas perforaciones eran un poco distintas, a las que usa cualquier mujer común y corriente. Ya que estos piercing de la antigüedad tenían un diámetro promedio de 7 a 11 milimetros.

Tradicionalmente en la historia occidental, solo se acostumbraba a las mujeres un único agujero en las orejas. Desde pequeñas para toda su vida. Hoy en día, es normal ver más de una perforación en cualquier joven, dependiendo de su cultura y gustos.

Los piercings en las orejas, pueden reflejar en aquellos que lo llevan, significados religiosos, espirituales, culturales. En los hombres pueden reflejar alguna muestra de rebeldía, moda o identificación con alguna subcultura popular.

En diferentes culturas del mundo, estas perforaciones en las orejas pueden también indican ser parte de alguna tribu. O en algunos casos como muestra de alguna señal o superioridad. En otras civilizaciones más conservadoras, estas perforaciones se hacen cuando una persona ya es madura. O ha cumplido la mayoría de edad.

Lugares más comunes para un piercing

En la actualidad, el piercing se puede colocar en cualquier parte del cuerpo. Hasta en las partes más atrevidas para aquellos que le gusta lo no convencional. Para los más conservadores existe el piercing normal de oreja. Y para aquellos extravagantes no hay límites, ni lugares donde no puedan colocar una joya.

Por ser la oreja la parte donde más son utilizados estos pendientes. Se han elaborado de todo tipo de colores, formas y tamaños. Los innovadores han llevado el piercing en la oreja a otro nivel. Algunos con toques elegantes con joyas lujosas de perlas, otros con toques rockeros con puyas metálicas. Que dan ese toque decorativo y representativo de lo que quieres expresar con él.

A continuación, te mostraremos cuales son los piercings en la oreja mas utilizados hoy día, tanto por hombres como por mujeres.

Piercing en el tragus

piercing en la oreja

Se llama así, al pedazo de cartílago que llevamos antes de comenzar la oreja. Aun no es tan popular como el del lóbulo. Sin embargo cada vez se hace más frecuente el piercing en el tragus. En esta zona se hace una perforación con una aguja muy fina, en la parte donde se colocan estas joyitas. Que por lo general son pequeñas piezas metálicas debido al lugar.

El tiempo de sanación puede durar hasta 18 semanas, dependiendo del cuidado. Tratar de que no se infecte, es vital. Debido a la zona, los productos utilizados para el cabello, pueden producir algún tipo de molestia durante su cicatrización.

Piercing industrial

piercing en la oreja

Es un piercing tipo barra por ello su nombre, también conocido como transversal. Ya que consta de 2 perforaciones, que se generan en el cartílago superior. Es un estilo un poco arriesgado, por no ser el piercing pequeño que estamos acostumbrados a ver. La ventaja de estos piercing, es que resaltan, y dan ese toque único a tu oreja.

Las opciones varían según tus gustos, la nota musical, flores, flechas, espinas. Son algunas de las formas en las que puedes encontrar estos piercing. Las más utilizada, es sin duda la clásica barra con terminaciones de bolas. Su tiempo de curación varía según el cuidado que se le dé. Limpiar la zona por lo menos dos veces al día, ayudara a su pronta cicatrización. Por lo general en 6 meses, estos piercing estarán totalmente curados.

Piercing hélix

piercing en la oreja

Es el clásico arito de oreja que no pasa de moda, y es uno de los más llevados. Esta localizado en una parte de la oreja, que lleva como nombre cartílago. Esta zona, es la que más se puede decorar con estos piercing, debido al espacio con diferentes modelos.

El tamaño normal de estos aros, van desde 1 milímetro a 9. Son fáciles de colocar, solo se perfora un mínimo orificio, con la aguja para colocar el pendiente. Antes de esto, se debe siempre desinfectar la zona y utilizar agujas nuevas. Debido al lugar es uno de los piercing que menos dolor producen. Se estima que en 2 meses, puede estar totalmente cicatrizado.

Piercing anti-tragus

piercing en la oreja

Similar al tragus solo que opuesto. El dolor y la sanación también son muy parecidos. Por lo cual, se debe tener los mismos cuidados al antes mencionado. El piercing en la oreja,en este lugar no varía mucho en cuanto a diseño. Por el poco espacio donde se genera la perforación. Por lo general es el típico piercing tipo barrita con pequeñas esferas en cada extremo.

Piercing torre

Posiblemente la zona de la oreja más dolorosa en la que se pueda colocar un piercing. Esto es debido al grosor de carne que se encuentra allí, que dificulta un poco su perforación. Además porque es una parte muy sensible de la oreja. Se recomienda hacer esta perforación con un experto en la materia. No cualquiera realiza este trabajo, ya que amerita mucha exactitud para perforar esta zona delicada.

Existen varios diseños para esta parte, entre los que destacan los corazones, medias lunas, estrellas y pequeñas joyas. Su curación tardara un máximo de 6 meses. Debido al lugar, se recomienda tener cuidado al hablar por teléfono, de manera de no molestar la herida.

Piercing en el lóbulo

piercing en la oreja

Sin duda el más común y el más utilizado a cualquier edad. Desde pequeñas bebés al nacer, hasta personas adultas que les gusta lucir ese toque juvenil. Se realiza en la parte inferior de la oreja y suele ser de forma redonda. Es la parte carnosa de la oreja y no produce tanto dolor a comparación de otros. Solo se siente en el momento de la perforación. Es el que menos tiempo lleva en cicatrizar, en un lapso no mayor de 2 meses. Y es el más fácil de remover.

Este es el clásico piercing que a todo bebé se le realiza para diferenciar que es una niña. Y se ha convertido en el popular piercing en la oreja que no pasa de moda. Evolucionando constantemente para el uso de todas y de todos.

Tipos de piercing en la oreja

Se realizan en cualquier zona de la oreja, y cada una recibe un nombre diferente según la ubicación en la que vaya. Los piercing en las orejas son los más populares de todos. Y el más aceptado por la sociedad.
Por ello, las industrias se las ingenian cada vez más en sacar piercing con diferentes estilos y diseños. Cada uno con personalidad propia, para ser colocados desde el lóbulo hasta el cartílago. Si lo que buscas es una nueva perforación y en el lugar que lo quieres, es la oreja. Aquí te nombraremos algunos que puedes utilizar. Además de los anteriormente expuestos.

  • Tragus vertical
  • Piercing Daitg
  • Industrial vertical
  • Piercing orbital
  • Snug
  • Piercing caracola, interior y exterior
  • Ragnar
  • Piercing en el lóbulo transversal y lóbulo alto

Dilataciones del lóbulo

piercing en la oreja

Sin duda la más controversial debido al tamaño. Además cuentan con mucha cultura e historia. Hay evidencias, que estas prácticas eran realizadas por nuestros ante pasados hace más de 5000 años. Estudios realizados a un cuerpo momificado encontrado en los años 90, dieron muestra de dilataciones de 12 mm en la oreja.

Estos ejercicios se han venido practicando a lo largo de mucho tiempo, en diferentes religiones y culturas del mundo. En la actualidad, los jóvenes han convertido esta dilatación antigua en toda una moda. De la cual se debe tener mucho cuidado a la hora de realizar, ya que no es un piercing normal. Debes buscar una persona especializada para este tipo de trabajo. Y tener en cuenta que este tipo de piercing amerita de mucho cuidado, hasta su total cicatrización.

Cómo evitar la infección

Debes realizarte estos trabajos con profesionales, para no estar lidiando con futuras infecciones. Recuerda que lo barato sale caro. El no utilizar las herramientas correctas, puede llevarte a padecer de alguna enfermedad por transmisión sanguínea. Tales como el VIH, por ello es muy importante saber en quien estamos confiando nuestra salud. La higiene y el cuidado diario de la perforación, evitara padecer de alguna infección. Toma nota de algunos breves consejos para evitar la infección en la oreja:

  • No vayas a la playa luego de haberte hecho una perforación en la oreja.
  • Utiliza los productos adecuados para la higiene.
  • En las mujeres, evitar teñirse el cabello luego de un piercing en la oreja.
  • No utilizar auriculares, hasta a ver sanado el piercing, dependiendo de su locación.
  • Utiliza material de acero quirúrgico o de titanio.
  • No reutilices algodones o gasas que ya hayas aplicado para la limpieza del piercing.
  • No te pongas piercing que ya haya utilizado otra persona.
  • Lavar con jabón antibacteriano y agua oxigenada, la perforación los primeros días.

 

Síntomas de infección por piercing en la oreja

Descubrir a tiempo la infección, ayudara a sanar con normalidad la herida. Cuando la zona que fue perforada para el piercing, se encuentre roja y con dolor. Es muestra de que puede estar infectado. Hinchazón y liberación de un líquido blanco o amarillo, también son síntomas de infección. Si los dolores persisten e incluyen un brote de pus amarillo. Estas en presencia de alguna bacteria en la perforación. Por lo cual debes recurrir al médico o tomar algún antibiótico. No debes pasar por alto estos síntomas, que podrían desencadenar en una enfermedad mortal.

!Crea tu estilo!

piercing en la oreja

La evolución en el diseño del piercing en la oreja. Aseguran un futuro prospero, para las industrias que se encargan de elaborar estos objetos. Lo que garantiza la continuidad de esta popular moda, que ha venido perfeccionándose con el pasar de los años. Crea un estilo único y define tu personalidad con alguno de estos originales y particulares piercing en la oreja. Recuerda que es importante elegir hacerlo, no por moda, si no por un estilo de vida diferente.